Adoptar un proceso de selección sólido es la primera línea de defensa para crear un entorno seguro y debería ser la expectativa mínima para cualquier organización que atiende a poblaciones vulnerables. Un proceso de selección minucioso y coherente hace desistir a los posibles infractores de acceder a una organización. Por el contrario, no detectar a un agresor puede poner en peligro a quienes están bajo su cuidado y dañar de manera permanente la confianza en su organización y/o la estabilidad financiera.

Praesidium Chile recomienda evaluar a toda persona que pueda tener contacto con poblaciones vulnerables, considerando que aquellas que tengan mayor acceso, deben ser examinadas más a fondo.

Al evaluar el nivel de acceso a poblaciones vulnerables de un candidato, considere:

Frecuencia: ¿Con qué frecuencia el candidato trabaja o interactúa con los usuarios? ¿Es un evento único o todos los días?

Duración: ¿Cuál es la duración de las interacciones del candidato? ¿Es un por un período de tiempo largo o corto?

Nivel de supervisión: Las interacciones del candidato, ¿están siempre supervisadas por otro adulto u opera a solas con un usuario o un pequeño grupo de ellos?

Naturaleza de la relación: Qué tan cercana puede llegada a ser la relación. ¿El candidato se limita a supervisar un área durante un evento o llega a conocer a los usuarios individuales y sus familias como parte del programa?

Una búsqueda esencial para trabajadores/as que trabajan con poblaciones vulnerables es la consulta del Registro de Inhabilidades para Condenados por Delitos Sexuales de Menores (Ley No. 20.594), que establece la inhabilidad perpetua para trabajar con niños, niñas y adolescentes a todas las personas que hayan cometido abuso sexual infantil. Sin embargo, aunque recomendable, es necesario destacar que esta búsqueda proporciona información extremadamente limitada e insuficiente, ya queen Chile, menos del 1% de los abusadores nunca han sido condenados, por lo que no aparecerán en el registro.

La selección rigurosa es un proceso continuo, que debe llevarse a cabo más de una vez:

*  A trabajadores/as o voluntarios/as antes de otorgar acceso a poblaciones vulnerables.

* Reevaluación al menos cada dos años para empleados/as y voluntarios/as permanentes, de alto acceso.

* Reevaluación anual para todos los trabajadores/as y voluntarios/as de alto acceso, que se contraten por temporadas.